Su nombre: “Coronación”

Nacido en Marzo del 2012

La verdad no hay pretextos para no crear mandalas. Cuando uno llega a conectarse con esta herramienta, ésta forma parte de la vida misma y sobretodo se vuelve un recurso VITAL y automático cuando se está viviendo situaciones desafiantes. Estos mandalas que comparto con ustedes a continuación son un ejemplo de lo que les digo.

Me enfrentaba a un doble desafío, por una parte situaciones intensas y por otra, no tener mis recursos normales para empezar a crear mandalas ese momento. Sin tener papel o cartulina adecuada, sin colores, sin pinceles, sin nada, tan solo un cd para poder hacer el círculo, unas hojas impresas y un bolígrafo azul primero y luego uno negro que encontré, pude crear estos mandalas. Y déjenme decirles que fueron realmente mi sostenimiento y mi acompañamiento mientras vivía una situación difícil donde debía sostenerme primero a mí misma y luego a otras personas.

Su nombre: “Insondable”

Nacido en Marzo del 2012

Estos mandalas crecían y crecían fluyendo libremente a pesar de la carencia de recursos pero  creo que se dieron porque el recurso esencial estaba presente y era la conexión conmigo misma y esa necesidad de estar concentrada, calmada y anclada en mí misma para poder hacer frente a lo que estaba viviendo que no era nada fácil.

Su nombre: “La grandeza de mi YO SOY”

Nacido en Marzo del 2012

Estos mandalas curiosamente me hablaron mucho de empoderamiento y de femenidad. Factores que precisamente se estaban moviendo en esa situación y que necesitaba reforzar en ese momento. Todos estamos conectados y los temas con los que nos encontramos son temas nuestros también y a la vez que uno trabaja internamente temas determinados, está trabajando por y para los demás. Es decir el Servicio debe empezar en uno mismo.

Con estos mandalas producto de mi vivencia personal confirmo la importancia de trabajar con ellos y lo valioso que significa tener una herramienta terapeútica propia en ese momento, cuando uno realmente lo necesita, al alcance de la mano y en la situación que sea, sin tener que hacer una cita con algún terapeuta o esperar que un tercero te dé la receta mágica o su interpretación.

La verdad es que me siento agradecida y acompañada por los mandalas! Es realmente una bendición!!

Susana Guerini

Don`t copy text!

Pin It on Pinterest

Si te gustó, compártelo con tus amig@s

Malcare WordPress Security