Trabajando con la culpa en el Mandala Collage

 

 

¿Fuiste realmente responsable de lo que pasó? 

¿Tiene sentido lógico que te sientas tan mal por esta situación?    

¿Realmente cometiste un error o alguien te hizo sentir culpable porque no hiciste lo que ellos querían? 

 

Como todos los sentimientos la culpa es una energía que no puede ser etiquetada tampoco de negativa. De hecho, sentir responsabilidad, culpa o vergüenza nos impide herir a otros y nos permite aprender de nuestros errores. Nos ayuda a ser más empáticos y nos mantiene humanos. La culpa sana es cuando te sientes mal porque te comportaste de una manera que sabías que estaba mal.

 

Sin embargo, puede ser, y a menudo lo es, que se convierta en algo tóxico que no nos deja avanzar cuando nos culpamos por cosas que no hicimos o por las que no podíamos hacer nada más. Mucha de la culpa que podemos sentir se origina dentro del núcleo familiar. Los sentimientos de culpa y vergüenza son comunes entre las personas que crecieron en familias disfuncionales y deben ser tratados para poder sanar y crecer.  Cuando éramos niños y si algo iba mál en la familia, pensábamos que de alguna manera estaba relacionado con nosotros, que tal vez lo que pasaba era nuestra culpa. Si mamá y papá están peleando, entonces se trata de mí. ¿Qué hice mal? ¿Por qué no me aman?

 

La vergüenza y la culpa tóxica van de la mano y, a menudo, son el resultado de crecer en el abuso, la negligencia o la disfunción. Los niños abusados ​​y abandonados no tienen la madurez para ver las cosas como son: que están bien, pero que sus padres con problemas no. En cambio, se culpan a sí mismos por los defectos de sus padres: “Debo estar haciendo algo mal que papá siempre me golpea”.

 

En el trabajo terapéutico con Mandala Collage podemos construir con recortes las partes internas nuestras que se sienten culpables, las podemos dar imágenes y contextos y mirarlas así con claridad y distancia en el lugar seguro, el círculo. Nos permite contar nuestra historia de una manera creativa e intuitiva. Nos permite dialogar con las imágenes que escogimos confirmando lo que sabíamos y explorando aquellas que nuestro inconsciente escogió para integrarlas en nuestra comprensión.

 

Cuando trabajamos con nuestras culpas y vergüenzas a través del proceso creativo estamos realmente dando espacio compasivo para esas partes que han sido excluídas y reprimidas en nosotros. Puede ser el mayor acto de bondad y sanación que podemos hacer por liberarnos de la carga del pasado. Mientras trabajamos en el Mandala Collage, en ese espacio sagrado, con atención plena, estamos mostrando auto compasión hacia nosotras mismas para no llevar más la culpa al futuro, para entenderla plenamente. Porque la verdad es que estabas haciendo lo mejor que podías en ese momento, teniendo en cuenta los recursos con los que contabas.

 

Mandala Collage trabajando las culpas

 

Al entrar en el proceso creativo de sanación logras liberar la carga de llevar la culpa y traes nueva vida al presente y al futuro. En este proceso tiene mucha importancia la reflexión oral del mandala collage creado, así como la reflexión escrita de lo que nos dice la carta. El compartir lo que se vé, lo que nos damos cuenta, lo que sentimos al ver tal o cual imagen, ayuda a dar espacio a la culpa encapsulada en nuestro cuerpo y a entender con una vista de águila lo que nos pasó y perdonarnos a nosotras mismas por castigarnos una y otra vez.

 

“Tengo el sentimiento de culpa” es una afirmación más saludable del “soy culpable y me avergüenzo de lo que hice”. “Acepto que hice lo que pude y dadas las condiciones y los recursos que tenía” es otra afirmación sanadora que podemos hacer en el proceso. Expresar, compartir y explorar todos los sentimientos que viene en el proceso con otras personas ya sea en un proceso terapéutico grupal o con el arte terapeuta calificado, puede ser de gran transformación y de empoderamiento para el cliente. Y es que el punto de partida de la curación es la reconciliación con nuestro propio corazón, el poder darnos el espacio para sanar y poder ver nuestra vulnerabilidad humana. Es entrar en el camino de la reconciliación con nosotros mismos.

 

Conocer el origen de la culpa y saber en qué situaciones te puedes ver envuelto en ella, te ayudará a identificarla y a procesarla. En el caso de que la culpa se haya originado en tu familia, saber esto te ayudará a conocer cómo liberarte de las cargas que no te corresponden, devolver las responsabilidades a quienes sí la tienen y poder vivir con más plenitud tu vida.

 

Si necesitas acompañamiento terapéutico para trabajar estos temas a través del arte terapia en un espacio seguro, libre de críticas y respetando tus ritmos, no dudes en contactarme que con gusto te atenderé.

Susana Guerini

 

“Entonces, el ‘collage’ puede cumplir una función expresiva en que la persona, con la guía del terapeuta, se hace consciente de cosas que no han sido verbalizadas porque quizás no hay palabras para ello, o porque quizás es doloroso hacerlo”   L.Vargas

 

Don`t copy text!

Pin It on Pinterest

Si te gustó, compártelo con tus amig@s

Malcare WordPress Security